La pandemia del Covid-19 es una emergencia de salud para todos nosotros y también para los animales. Muchos sufrimos para mantener en casa, cuidar y alimentar a nuestras mascotas; no hay croquetas de las que acostumbramos comprar o no podemos pagarlas ahora y hay que buscar opciones más económicas. ¡Imagínense cuidar a más de 1 500 animales!

Conti González Báez (Syntaxis Informativa).- Así es la difiícil situación que está viviendo el centro de conservación Zoofari en Amacuzac, Morelos, donde protegen, cuidan y alimentan todos los días a leones, jirafas, chimpancés, elefantes, cebras, capibaras y hasta un rinoceronte, entre 130 especies que son resguardadas en condiciones de vida adecuadas a sus necesidades.

Con base en el respeto a la naturaleza, desde 1984 Zoofari busca generar conciencia de la protección a la vida, acercando la fauna silvestre a sus visitantes para promover la empatía, el amor y el aprendizaje sobre el maravilloso mundo animal y el cuidado del medio ambiente.

Ahí, los animales no están enjaulados; viven en diferentes espacios, muy amplios, que normalmente la gente puede visitar en automóvil o autobús, para su seguridad y la de los animales. ¡Recorrerlo en familia es una experiencia única e inolvidable!

Cada visita permite alimentarlos, pagar a 90 colaboradores que están dedicados a su cuidado diario, seguir participando en programas de reproducción controlada, protección de especies e investigaciones a favor de los animales. Esto da empleo a veterinarios, zoólogos y biólogos, así como a gente local de Amacuzac y otras regiones de Morelos, que es capacitada para ayudar a difundir el respeto por la naturaleza.

De un día para otro, Zoofari dejó de recibir visitantes, que al pagar su entrada generan los recursos para alimentar a esos 1 500 animales, ya que no recibe ningún tipo de apoyo del gobierno u otros organismos. Excepto quienes atienden al público o personal administrativo, hay colaboradores que no pueden dejar de trabajar en esta contingencia; sin ellos, los animales se morirían de hambre.

Su director Marcos Oteyza nos explicó que se necesitan dos millones de pesos mensuales para proteger a 1 500 animales, dinero que es principalmente para su alimento, un costo que en Zoofari han tratado de reducir con opciones más económicas, como nosotros con nuestras mascotas; el resto es para pagar a sus cuidadores, medicina preventiva y gastos operativos.

Por ello, nos invita a apoyar su operación, comprando boletos de manera anticipada en su tienda en línea. Como agradecimiento, los ofrece a 3 X 2 y que puedan usarse dos veces, hasta el 30 de noviembre de 2020. También hay la opción para donar en su página web, para quienes puedan hacerlo, desde 100 pesos.

Me consta que Zoofari siempre ha apoyado a diversas fundaciones e instituciones de asistencia privada (IAP) del estado de Morelos y nuestro país, México. Creo que es el momento de agradecerle con nuestro apoyo. ¡Zoomémonos!

Zoofari nos invita a apoyar. Visita la página: zoofari.com.mx/tienda

Página web: zoofari.com.mx

Facebook: www.facebook.com/ZoofariCentroDeConservacion/

Twitter: @Zoofari Morelos

Instagram: zoofari_morelos

(STX/CGB/Ciudad de México, 30 de abril de 2020)