Datos más recientes del IMSS reportan que en México se registra un accidente laboral cada 63 segundos, es decir que diariamente 1,375 empleados sufren un accidente, y aproximadamente cada 8 horas muere un trabajador por un incidente laboral. En promedio, en los últimos 10 años se registran más de 527 mil accidentes laborales al año.

Este tipo de percances impactan a toda la cadena del trabajador que lo incluye a él, su familia, así como a la empresa en la cual labora.

Syntaxis Informativa.- Jesús Nava, Director de Salud, Seguridad y Medio Ambiente en SGS México, mencionó que la mayoría de los accidentes son ocasionados por riesgos que no han sido debidamente identificados y que podrían evitarse si las empresas implementaran medidas que contribuyan a prevenirlos.

“Los riesgos laborales son latentes en la ejecución de cualquier actividad sin importar el tipo de industria, ya que se tiene la presencia de factores físicos, biológicos y psicosociales que al no ser identificados incrementan la probabilidad de tener un percance.

“Para dimensionar los riesgos laborales se analiza la frecuencia y la severidad a la que están expuestos los trabajadores, este análisis lleva a observar desde una situación riesgosa hasta un evento catastrófico con la finalidad de poder implementar medidas de control para su mitigación o eliminación” aseguró Nava.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) con datos proporcionados por el IMSS, reportó que durante el 2017[1] se registraron más de 500 mil accidentes, de los cuales el 72% corresponden a accidentes de trabajo, el 24% a accidentes en el trayecto y el 2% restante a enfermedades de trabajo, siendo los hombres quienes más incidencias tienen.

En su reporte del 2017 el IMSS da a conocer las actividades económicas con riesgo de trabajo más alto.

La industria del comercio y servicio es la que cuenta con el mayor número de trabajadores por lo que la hace propensa a mayores riesgos laborales. A pesar de que la industria del comercio ocupa el primer lugar en accidentes de trabajo, la industria de la transformación, construcción y minería tienen el riesgo de trabajo es más severo pudiendo terminar en la defunción del empleado.

Prevención y análisis de accidentes laborales

En Mexico, solo en 2017 se registran formalmente 2.6 riesgos por cada 100 trabajadores de los cuales terminan en accidentes y enfermedades de trabajo 2.0 por cada 100 trabajadores[2].

El gerenciamiento de riesgo es una herramienta que ayuda a mitigar o eliminar los riesgos con la finalidad de que no migren a un accidente, a está acción se le conoce como reducción de accidentabilidad. En función del conocimiento y entendimiento, estos serán la clave para el análisis y acciones a implementar.

El director de Salud, Seguridad y Medio Ambiente en SGS México mencionó que en su mayoría los riesgos solo se mitigan, es decir se reduce la magnitud del alcance o posibles consecuencias.

“El gerenciamiento del riesgo tiene 2 áreas de identificación: acciones proactivas o acciones reactivas, es evidente que trabajar más en las acciones proactivas será lo más efectivo, para ello existen diversas herramientas de control, que partiendo del conocimiento del riesgo y sus consecuencias deben ser implementadas. La gerencia de riesgo juega un papel de suma importancia para que estas herramientas sean efectivas y no solo documentales” afirmó Jesús Nava.

Dentro del proceso de gerenciamiento de riesgo se cuenta con herramientas de control y mitigación. Algunas de las más eficaces son Atlas de riesgo, análisis de riesgo y permiso de trabajo (documento de control de riesgo en sitio) que al ser debidamente implementados serán la diferencia entre tener un riesgo (situación peligrosa) o un accidente.

Se considera que más del 90% de los accidentes son ocasionados por lo que se conoce como “comportamiento humano”, es decir, la reacción de las personas ante situaciones de riesgo en tareas de trabajo.

La capacitación sistemática técnica y psicológica orientados a la conducta del individuo son claves para que los empleados enfrente el riesgo. La implementación en las empresas -sin importar su tamaño- de procesos, controles eficientes y el gerenciamiento de riesgo, ayudará a disminuir y mitigar la exposición al riesgo, salvaguardando en primer lugar la integridad física, mental y económica del empleado. Los negocios serán beneficiados al ser más productivos con reducción o eliminación de costos no esperados (“red money”) como pudieran ser gastos médicos, tiempo de incapacidades, así como el incremento en costos de las pólizas de seguro, evitando así sanciones por parte de las entidades encargadas de proteger la integridad del empleado.

[1] http://www.stps.gob.mx/gobmx/estadisticas/riesgos.htm

[2] http://www.stps.gob.mx/gobmx/estadisticas/riesgos.htm

(STX/Redacción/Ciudad de México, octubre 3 de 2018)