El 5 de abril se celebra el Domingo de Ramos, pero la procesión debe ser dentro del templo con no más de 20 personas. La misa del Jueves Santo cambiará de fecha y se omitirá el lavatorio de pies. La Arquidiócesis llama a la feligresía a celebrar en familia. #QuédateEnCasa

La Arquidiócesis Primada de México (APM) informó que las celebraciones de Semana Santa y Pascua serán a puerta cerrada, en apego a los protocolos sanitarios establecidos por el gobierno ante la pandemia de Covid-19.

En comunicado, la APM indicó que el Domingo de Ramos debe ser a puerta cerrada en cada templo, parroquia, la Catedral y la Basílica.

Para el Jueves Santo, la misa crismal cambiará de fecha y se definirá tras la contingencia sanitaria, la fecha en la que se entregarán los óleos santos; además se omite el lavatorio de pies y todas las procesiones anexas.

A su vez, el resto de las celebraciones de Semana Santa serán a puerta cerrada, y para el Domingo de Resurrección la Arquidiócesis llamó a la feligresía a celebrar en familia.

#QuédateEnCasa

La APM pidió a los encargados de parroquias y templos evitar la presencia de más de 20 fieles en los recintos y no permitir a nadie con síntomas de la enfermedad como fiebre, tos seca, escurrimiento nasal, dolor de cabeza, entre otros.

También recomendó que en los templos se procure los instrumentos de sanidad a quien entre y salga de ellos, en la medida de lo posible; instó a los católicos a seguir la transmisión de las liturgias a través de las redes sociales de la arquidiócesis.

En el siguiente enlace puedes checar las opciones para ver la misa, sin salir de casa.