Conti González Báez (Syntaxis Informativa).– Desde 1955, el Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica, (NORAD por sus siglas en inglés) ha seguido a Santa Claus durante la noche del 24 al 25 de diciembre. Se trata de la organización militar de Canadá y Estados Unidos que se encarga de su defensa aeroespacial.

Ofrece alertas contra ataques aéreos y de misiles para las dos naciones, salvaguardando la soberanía aérea de América del Norte. Cuenta con fuerzas de defensa y existe una estrecha colaboración con la Fuerza Aérea Mexicana.

Los hombres y mujeres de NORAD vigilan constantemente el cielo para garantizar la seguridad de Norteamérica y también escoltan al trineo de Santa Claus.

Todo empezó en 1955, cuando la tienda Sears Roebuck & Co.de Colorado Springs dio a los niños un teléfono de Santa Claus, que por error era el de la Comandancia de Defensa Aérea Norteamericana.

Cuando el coronel Harry Shoup se dio cuenta, ordenó a sus subordinados que hicieran un seguimiento del viaje del famoso personaje desde el Polo Norte y transmitieran la información sobre su posición a los niños que llamaban. Así nació esta tradición.

Desde entonces, hombres y mujeres de Canadá y Estados Unidos que trabajan para NORADhan contestado personalmente las llamadas de los niños. Los medios de comunicación de todo el mundo llaman para saber la ubicación de Santa Claus.

Con la organización militar también colaboran voluntarios civiles, para atender las miles de llamadas solicitando informes sobre el famoso personaje.

Muchas personas de Cheyenne Mountain y la base de la Fuerza Aérea de Peterson, entre quienes hay varios traductores, pasan parte de la NochebuenaNavidad con sus familias y amigos en el Centro de Operaciones, para contestar el teléfono y ofrecer información del paradero exacto de Santa Claus a los niños.

NORAD utiliza sistemas de alta tecnología para seguirlo. Todo empieza con el Sistema de Alarma del Norte, un poderoso radar que cuenta con 47 bases instaladas en el norte de Canadá y Alaska. Los expertos militares se ocupan de vigilar de cerca el sistema, para ver cuándo sale Santa Clausdel Polo Norteen la Nochebuena.

Cuando el radar les indica el despegue de su trineo, entran en funcionamiento los mismos satélites que advierten de posibles ataques con misiles contra América del Norte. Cuentan con sensores infrarrojos, lo que significa que pueden ver el calor. Cuando se disparan misiles o cohetes, se produce una gran cantidad de calor, suficiente para que el satélite lo detecte.

La brillante y roja nariz de Rudolph, el reno que encabeza el trineo de Santa Claus, emite una señal térmica similar a la del lanzamiento de un misil. Resulta fácil para los satélites detectar su radiación y seguir así el viaje del vehículo. Los científicos han sido incapaces de determinar el proceso químico que ocurre y crea el calor emitido por su nariz.

El tercer sistema que utilizan los militares son las cámaras llamadas Santa cams, con capacidades omnidireccionales, que toman tanto fotos fijas como imágenes de video, cuyo uso empezó en 1998. Se trata de aparatos digitales de alta velocidad y con tecnología de punta, especialmente diseñadas para la misión,que se instalan de antemano en muchos lugares del mundo. NORADutiliza estas cámaras solamente una vez al año, el 24 y 25 de diciembre.

Las cámaras se encienden aproximadamente una hora antes de que Santa Clausentre a un país y se apagan después de obtener las imágenes de él y sus renos. Inmediatamente, son publicadas en la página web www.noradsanta.org, inaugurado en 2004 con Ringo Starr como padrino, para que la gente de todo el mundo pueda verlas.

El último sistema utilizado son las aeronaves de combate. Los pilotos canadienses, en sus aviones CF-18, despegan de Terranova para interceptar a Santa Claus, darle la bienvenida a América del Norte y escoltarlo durante la primera parte de su trayecto.

Luego, pilotos estadounidenses en aviones F-15 y F-16 tienen el honor de volar junto a los famosos renos de Santa Claus: Dasher, Dancer, Prancer, Vixen, Comet, Cupid, Donner, Blitzen y Rudolph.

Hay quienes se preguntan si Santa Claus existe en realidad. Basados en datos históricos y más de 60 años de información sobre su rastreo, los expertos de NORAD creen que vive en los corazones de los niños alrededor del mundo.

En la noche del 24 al 25 de diciembre, seguir a Santa Clauscon sus hijos, nietos, sobrinos o hermanitos es muy divertido. O, por lo menos, los niños se entretienen y no están molestando antes de cenar.

La información sobre el rastreo de Santa Clausestá disponible en seis idiomas, incluyendo el español, en esta página web:

www.noradsanta.org

¡Feliz Navidad a los lectores y amigos de Syntaxis Informativa!

FOTOS: Cortesía de NORAD

(CGB/Ciudad de México, diciembre 19 de 2019)