Conti González Báez.- Poco se sabe de Mario Vargas, icónico locutor fallecido el 23 de octubre de 2017, cuya voz acompañó a un par de generaciones de radioescuchas que de inmediato reaccionaron en las redes sociales, llorando su pérdida.

Mi maestro de radio Pancho De Anda recuerda que se hizo amigo de Vargas en Núcleo Radio Mil. Cuenta que estudió en el Colegio de Minas y Metalurgia del Estado de Texas, hoy Universidad de Texas en El Paso (UTEP), pero su primera vocación fue la música, que lo llevó a los discos y estos a la radio.

Trabajó en varias estaciones de Estados Unidos y luego llegó a México; debutó en la XEDF-AM de Rogerio Azcárraga. En una entrevista que concedió a El Paste y el Zacahuil con Fernando Muñoz e Iván Zahid en Súper Stereo de Tula, Hidalgo, Vargas compartió el secreto de su éxito: «Leer mucho, leer, leer y leer».

En 1977, el soundtrack de la película Fiebre del Sábado en la Noche de John Badham, protagonizada por John Travolta, aportó 18 éxitos: prácticamente la mitad de la programación para un formato Top 40. Impulsó el auge de la música disco en las estaciones de radio juveniles; canciones sobraban, cómo presentarlas marcó la diferencia.

A mi generación, acostumbrada a escuchar una radio muy simple y formal, aunque fuera con música juvenil y voces jóvenes, de repente nos sorprendió y conquistó la voz de un ruco diciendo tonterías.

Polo Cabieses, conductor del programa Master of Rock en 107punto7 La voz del Caribe en Cozumel, Quintana Roo, lo conoció bien:

«Tenía una tienda de discos en la Zona Rosa; cada vez que llegaba un embarque íbamos a visitarlo y comprarle. Él tenía una colección gigantesca de música, no solo disco sino jazz, soul, rock y rhythm & blues…. También le gustaba la buena salsa, con orquestas reconocidas como Fania All Stars; hablaba sobre Willy Colón y Rubén Blades, era un gran conversador de música… Para mí tenía una de las mejores expertise sobre radio y qué tocar; hoy día hay muchos locutores que se dicen DJ y no saben ni pizca de lo que están poniendo… Fue el creador de un estilo muy particular de hacer radio, que después ha sido imitado y copiado por muchos y durante años… Un gran amigo, hombre de familia y conocedor profesional. ¡Es difícil que la historia nos de oportunidad de volver a tener a alguien como el maestro Mario Vargas

Fuego en la pista

Surgieron las discotecas o discos donde los chavos íbamos a bailar, como en la película de moda. Entonces un antro era un lugar de mala muerte y mencionar la palabra en radio estaba prohibido. Las discos eran parecidas a los «antros» de hoy, aunque la pista abría más temprano y no había «precopeo».

¿Qué hacíamos entonces? Antes de salir a la disco, todos veíamos Fiebre del 2, uno de los programas más geniales de la televisión mexicana, producido por Joaquín Salcido y conducido por Fito Girón y Chela Braniff, con la voz en off de Mario Vargas: «¡Fuego en la pista!»

Patricio Sánchez Armenteros, DIsco Fan # 1, estudiaba Ciencias de la Comunicación en la Universidad Anáhuac, con especialidad en Radio; asistía frecuentemente al programa, que se transmitía en vivo desde el Estudio A de Televisa Chapultepec, ya que se repartían boletos entre los estudiantes. Desde Santiago de Chile, el experimentado productor recuerda:

«Generaciones enteras vivimos momentos inolvidables escuchando a diario el 96.9 de W-FM o frente a la pantalla, disfrutando cada sábado con Fiebre del 2… Disco a disco, pista a pista y con el ingrediente único de la voz en off del inigualable don Mario Vargas. En lo personal, marcó una de las mejores y más felices etapas de mi vida. Seguro estoy de que habrá ‘¡Fuego!’ allá en la pista multicolor del paraíso».

Mario Vargas, locutor de Back To Disco durante 33 años en Stereo Cien 100.1 FM de NRM hasta el final de su vida, decía que la radio es el único medio que tiene la magia de la imaginación. Con su misteriosa voz, la llevó intacta a la televisión mexicana. Pocos lo vimos, pero muchos lo escuchamos y nunca olvidaremos lo que nos hizo sentir. ¡Adiós a un locutor legendario, «para sensibilidades más allá del huevo tibio» (STX/CGB/Ciudad de México, octubre 27, 2017)