Syntaxis Informativa.- El sector de Intermediarios Financieros No Bancarios (IFNB) está conformado por una serie de instituciones que pueden colocar financiamiento a diversos grupos de población que no tienen acceso por diversos factores a la banca tradicional.

Los IFNB como las Uniones de crédito, Sofomes y Sofipos cuentan con las capacidades necesarias para poder ofrecer diversos productos al igual que la banca comercial, pero con la diferencia de una atención y servicio adaptados a entender a las Pymes ya que se cuenta con la capacitación, la regulación y todos los elementos que coadyuven a que los niveles de inclusión financiera sean cada día mayores.

Uno de los ejes de la Reforma Financiera es la capacidad de poder otorgar mayor crédito, más barato y diversificarlo. Dentro de esta determinación las Sofomes ENR ofertan el 31.8 por ciento de los productos financieros que ofrece el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros presentado por la Conducef, un promedio de 3,300 productos financieros entre los que destacan diversos tipos de arrendamiento, factoraje, crédito simple, entre otros.

Alfonso Vega director de Crédito de Serfimex Capital, considera que el apoyo a la pequeña y mediana empresa debe ser una prioridad nacional ya que en ella se cimienta el 80 por ciento del empleo en el país y es el semillero de empresas jóvenes que fomentaran el crecimiento económico.

Parte esencial para que los IFNB puedan lograr su cometido es el encontrar un fondeo adecuado y estable para poder ofrecer más y mejores apoyos a los empresarios y Pymes que requieren servicios financieros.

Es por eso que la banca de desarrollo como NAFIN, sociedad hipotecario federal y Bancomext se han convertido sin duda unos de los principales fondeadores para las IFNB.

Recientemente el Director de Intermediarios Financieros y Microcréditos de NAFIN, Miguel Villegas, comentó que esta institución sigue creciendo, ya que en la década pasada NAFIN se centraban los esfuerzos en masificar el crédito, luego se buscó participar en actividades de microcrédito, y actualmente se está trabajando para llegar a sectores nuevos en donde se pueda accionar como por ejemplo el automotriz, ahorro de energía, construcción, entre otros, y lo que se quiere es buscar intermediarios que permitan ingresar a esos nuevos sectores.

Al día de hoy, de los 176 intermediarios bancarios con los que trabaja NAFIN 75 por ciento son intermediarios no bancarios y 64 de estos mismos son Sofomes las cuales representan 41 mil millones de pesos entre fondeo y garantías. Uno de estos intermediarios financieros es Serfimex Capital, quien en el 2016 logro una línea de fondo por un monto de 80 millones de pesos.

Alfonso Vega espera que para 2017 el apoyo de la banca de desarrollo continúe, con las nuevas líneas que se están calificando con FIFOMI (Fideicomiso del Fomento Minero) y FIRA (Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura).