• Por tercera ocasión Libros UNAM es reconocido con el premio al mejor estand de la FIL Guadalajara
  • Fue el ganador de la Categoría Platino en la edición 2019 y alberga cerca de 50 mil ejemplares

La Universidad Nacional Autónoma de México obtuvo el premio al mejor estand, en la categoría Platino, en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara 2019, el encuentro editorial y literario más importante en el mundo de habla hispana.

Es la tercera ocasión que la UNAM recibe este reconocimiento, pues en 2013 y 2016 también se hizo acreedora a la distinción que otorga la Feria a esos montajes.

El coordinador de Difusión Cultural, Jorge Volpi, agradeció el reconocimiento a nombre del rector, Enrique Graue Wiechers, y felicitó al equipo de la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial, quienes hicieron posible el pabellón.

El jurado, integrado por diseñadores, arquitectos, empresarios y profesores, decidió premiar a esta casa de estudios en la vigésima quinta edición del concurso, luego de evaluar criterios como diseño, distribución del espacio, funcionalidad, impacto visual, originalidad y vialidad.

En esta edición 33 de la FIL de Guadalajara, el jurado destacó que “es difícil que coincida la presentación de un pabellón con identidad propia, con un emblema tan iconográfico como es el de la institución; esa integración la vimos en el manejo de materiales naturales con tecnología, para finalmente lograr un gran pabellón, en una área que invita, que está diseñada para que el visitante pueda pasearse, pues es accesible”.

En el estand, que abarca una extensión de 390 metros cuadrados, 47 mobiliarios exhiben 50 mil ejemplares de cuatro mil 800 títulos. La distribución es temática; el público podrá encontrar 750 novedades, enfatizadas junto con las colecciones y títulos que han sido distinguidos con algún premio.

Para esta edición, la UNAM propuso un espacio en el que prevalece la transparencia y la apertura. El resultado visual invita al público a acercarse a los libros, a transitar por los pasillos que equilibran amplitud y comodidad.

Desde la planeación se puso énfasis en la iluminación cálida para fomentar ese encuentro entre lectores y libros. Además, el diseño del estand integra un foro para llevar a cabo actividades culturales en torno al libro, la lectura y el acercamiento con el público.