Las primeras transmisiones fueron a finales de los años 30 en la estación XEQ-AM con José Hernández Chávez Pico de oro, conductor de los populares programas Cuidado con los rateros y Cuide su gasto.

Conti González Báez (Syntaxis Informativa).- Las Mañanitas se hacían desde la puerta de la antigua Basílica de Guadalupe, con gente que espontáneamente le cantaba a la virgen.

Alfonso Gutiérrez Silva recuerda que en la XEW-AM empezaron a transmitirse de manera organizada en los años 60, con la participación de cantantes como Amalia Mendoza la Tariácuri, Las Tres Conchitas y Salvador García el Negro, quien fungía como director musical. En ese entonces no despertaban tan temprano a la Morenita.

La primera misa del día 12 de diciembre era para las monjitas, a las cinco de la mañana; después seguían las tradicionales Mañanitas de la W, en punto de las 6:00 horas.

El control remoto era desde el altar principal, donde se instalaba desde la madrugada el equipo de producción encabezado por el ingeniero Alejandro Bolio, con Gutiérrez Silva, Isaac Torres el Cha y Luis Prieto el Bombero en la operación técnica y la productora Licha Velázquez. Las últimas transmisiones que realizó la XEW en los 80 fueron ya con el unidad de control remoto de Radiópolis.

El sonido de la serenata se los proporcionaba Televisa y la transmisión, a cargo del ingeniero Juan Aranda, el operador Humberto Espejel Muciño y la productora Thelma Legazpi Todd, se enriquecía con la participación de comentaristas y reporteros propios, como Félix Sordo.

Desde 1951, el festejo guadalupano empezó a ser cubierto por el Canal 2, inaugurado un año antes, aunque pocas personas tenían un televisor.

Carlos Salinas Saucedo realizaba controles remotos desde el Tepeyac, del 11 al 12 de diciembre. En entrevista con Desde la Fe, el productor recuerda:

«Todo era espontáneo, no había una organización… Había un micrófono en la colegiata y cualquier artista cantaba cualquier canción, la que fuera… Así llegaron José Ángel Ferrusquilla y otros».

En 1955, todo cambió por un error. Rafael Solana, invitado en la transmisión, anunció:

‘»Faltan 10 minutos para la media noche, cuando todo el pueblo de México le va a cantar las Mañanitas a la Virgen de Guadalupe».

El productor pidió a sus técnicos improvisar unas Mañanitas con las personas presentes, a un costado del atrio de la recién inaugurada Plaza de las Américas.

Luego obtuvo el permiso para llevar a un grupo de artistas a cantarlas, a la media noche: Lola Beltrán, María Victoria, Juan Torres, Tomás Méndez y Amalia Mendoza la Tariácuri.

La Nueva Basílica de Santa María Guadalupe fue inaugurada el 12 de octubre de 1976 y dos meses después se transmitieron por primera vez desde el nuevo santuario, visualmente muy atractivo para las tomas televisivas y con una magnífica acústica.

Desde 1997, la producción de Televisa está a cargo de Miguel Ángel Herros. Su experimentado equipo se encarga con mucha anticipación de coordinar el trabajo de artistas, músicos y técnicos, para llevar a cabo la mejor transmisión con la finalidad de celebrar y agradecer a la Morenita del Tepeyac.

El 11 de diciembre, a las once de la noche, los televidentes disfrutaron por Las Estrellas las Mañanitas a Santa María de Guadalupe 2018, una sencilla pero emotiva serenata en el santuario mariano más visitado del mundo, donde la fe, el agradecimiento, el amor y la alegría se hicieron presentes.

María Victoria, Víctor García, Lucero, Guadalupe Pineda, Filippa Giordano, Arturo Peniche, Estela Núñez, Joss Favela, Arturo Chacón, Río Roma, Natalia Jiménez, Carlos Rivera, Gibrann, Mayela Orozco y Gabriel Navarro ofrecieron su oración convertida en canto para la tradicional celebración, acompañados por el Mariachi Gama Mil, dirigido por el maestro Jesús Gama.

Este año, el cantante ranchero Juan Alfredo Villavicencio Mejía fue invitado por primera vez, para participar en el coro. Emocionado, nos recordó:

«En el marco del 487 aniversario de las apariciones de la virgen María en el cerro del Tepeyac, este 12 de diciembre, la iglesia católica y los mexicanos resaltan su veneración a la Guadalupana. Es un patrimonio del que México puede sentirse orgulloso y mostrar al mundo su amor hacia María de Guadalupe».

Durante las largas horas de ensayos, dirigidos por el maestro Eduardo Magallanes, el también reportero aprovechó para platicar con María Victoria, quien participó en las últimas transmisiones de la W y siempre ha estado presente en las de Televisa.

La actriz y cantante le comentó:

“Yo vengo como cada año a agradecer a la virgencita de Guadalupe sus bendiciones y le pido por el pueblo de México, para que cada día estemos bien. Gracias madre mía, aquí estoy con todo mi amor”.

Gracias a la radio y la televisión mexicanas, las Mañanitas guadalupanas, una de las tradiciones más populares y queridas del pueblo mexicano, han sido disfrutadas por millones de personas, tanto en México como en el extranjero. (STX/CGB/Ciudad de México, diciembre 12 de 2018)