Hugo Avendaño Garza.- ¿Cómo iniciar un negocio si solo cuento con el entusiasmo o la idea, pero me falta el conocimiento o la capacitación para arrancar?

Emprender un negocio es una carrera sin fin porque todo el tiempo tenemos que crear, innovar y estar un paso adelante. Sí, pero cómo le hacemos para empezar.

Mi primera recomendación es trabajar en una empresa dedicada a lo que se desea emprender. Esa es la mejor manera de aprender, recibir entrenamiento y desarrollarse en el ramo. Como colaborador se pueden aprender muchísimas cosas, así como entender la relación entre el cliente y el proveedor.

Aunque parezca lógico y normal, lo más importante que tiene el negocio es saber quiénes son los clientes, tener cercanía con ellos, conocerlos. Otro punto básico es tener conocimiento del producto o servicio que vamos a vender, o del proveedor que me va a vender. Esos conocimientos podemos adquirirlos si estamos en contacto con el movimiento de una empresa, los clientes y los proveedores.

Primer paso: observar, hacer y aprender

Para iniciar un negocio, además del entrenamiento es muy importante contar con un cliente y un producto. Aquí dos noticias: una buena y una mala. La buena es que si se cuenta con ambas cosas, estamos del otro lado. La mala es que si no tenemos cliente enfrente será muy difícil iniciar, financiar y probar un producto mientras logramos recaudar los fondos suficientes para continuar ante las vicisitudes que nos presentará el mercado.

Segundo paso: identificar al cliente y tener un proveedor

Es necesario tener clientes y productos. Ya lo advertimos al inicio de este capítulo: Los pilares de un negocio son el producto y el cliente. Si tengo un cliente pero no vendo lo que éste necesita, no tengo negocio. Si cuento con un producto que nadie compra, no tengo negocio. De ahí, que es un círculo donde ambos componentes mantienen una relación recíproca.

Si bien, el cliente y el producto son las dos partes más importantes en un negocio, el emprendedor es quien hace girar el mundo de los negocios.

Explico: Tengo un proveedor muy bueno, yo me pongo en medio, le doy un valor agregado a mi producto; si por otro lado, tengo a mi cliente, el resultado: Éxito asegurado.

Tercer paso: dar valor agregado al producto

Pero evitemos el estancamiento, porque no hay fórmulas universales ni totales. Es importante que exista una necesidad de mercado y un proveedor de producto o servicio. Curiosamente algunas cosas que en el pasado fueron muy exitosas en mercadotecnia hoy han evolucionado y se han tenido que crear nuevas estrategias, nuevas ideas.

En los años 70’s cuando el mejor argumento de la mercadotecnia radicó en “responder a las necesidades de la gente”, se vino abajo con Steve Jobs. El genio de Apple declaró como una verdad que “el cliente no sabe lo que quiere”. La intuición y lógica de Jobs tenía su base en dar al cliente cosas nuevas, cosas buenas para que las probara y las comprara. “Al cliente no hay que preguntarle lo que quiere, pues no lo sabe”, decía.

Obviamente nunca nos íbamos a imaginar el tipo de productos que estaba creando, el equipo que tenía y la forma como veía el mundo. Él creaba en su imaginación los productos con proveedores, conjuntaba las características de otros productos, e iba formando los productos que creía que se podrían vender.

A veces quisiéramos saber cuánto sería bueno aprender de un negocio como colaborador. Esto depende del tipo de negocio, del tamaño del negocio y de qué tanto queremos y qué tan difícil sea el negocio que quiero emprender.  No existen fórmulas. Lo importante es aprender todo lo que se pueda, desarrollarse dentro de la compañía para si algún día se da la oportunidad, abrir la propia.

Hugo Avendaño G. es creador de A romper las reglas, una metodología diseñada para que los emprendedores alcancen el éxito.

Para saber más

A Romper las Reglas es un libro práctico e inspirador escrito por Hugo Avendaño, quien aporta ideas frescas e innovadoras para los emprendedores. Como el subtítulo indica: Desde la idea hasta el negocio, el autor describe a través de situaciones reales la forma en que un emprendedor debe transitar hasta lograr el éxito.

Este libro es una verdadera Guía para Emprendedores, donde el autor generosamente comparte experiencias vividas en carne propia y las transforma en la metodología de un novedoso Programa destinado a los emprendedores y a los propietarios de las denominadas PyMES (Pequeñas y Medianas Empresas), cuyos fundadores en sus orígenes también fueron emprendedores.

El Programa A Romper las Reglas consta de talleres, conferencias, cursos en línea, asesorías y publicaciones –que como éste libro–, llevan de la mano a los emprendedores a poner los pies en la tierra, dotarlos de herramientas útiles en la aguerrida lucha de crear un negocio nuevo para conducirlo a exitosas realidades.

Ser emprendedor no solo es quien crea una empresa. Un emprendedor es una persona que como usted tiene ideas, inquietudes, pasión, creatividad. Hágalo vivir: ¡Atrévase A Romper las Reglas! Contacte a Hugo Avendaño Garza. Correo electrónico: aromperlasreglas@gmail.com